"Éramos inconscientes"

"La vida valía poco en el puerto de Montevideo hace 27 años cuando Montecon no existía."

Gonzalo

Todo tiempo pasado fue mejor. Gonzalo Berenguer es capaz de refutar esa máxima con una sola frase: "La vida valía poco en el puerto de Montevideo hace 27 años" cuando Montecon no existía. Al mirar atrás, reconoce el peligro que corría en su trabajo en aquella época. Años después, su vida transitó el desafío de un golpe bajo del cual logró salir adelante. Todo esto le otorga una perspectiva muy especial a Gonzalo, que le lleva a vivir la transformación total de la cultura de seguridad a nivel portuario, como una bandera que desea personalmente compartir entre sus pares.

Porque errar es humano, prevenir es clave.

Hace casi tres décadas, la postal del puerto era otra por donde se la viera, y no solo por las calles de piedra, los grandes depósitos (demolidos, en su mayoría) y la ausencia de tecnología. "Bajábamos a las bodegas de los barcos con un encendedor en la mano porque no había luz y subíamos los contenedores trepando como monos y no parábamos ni siquiera con tormenta", recuerda Gonzalo, quien llegó a perder la noción del tiempo debido a los días corridos que pasaba allí sin asomar la cabeza.

Gonzalo

El consumo de alcohol y drogas completaban el cuadro. "Los veteranos terminaban borrachos y para nosotros, los gurises, tomar o fumar era normal. No teníamos esa noción de que bajo los efectos de las drogas o el alcohol éramos vulnerables a sufrir un accidente". No existía una conciencia en torno a la seguridad como se tiene hoy en Montecon. "De hecho el concepto seguridad nos era totalmente ajeno. Quizás suena fuerte, pero éramos ignorantes".

Cambia tu aldea y cambiarás el mundo.

A paso lento aunque firme, como cualquier proceso que intenta transformar conductas, empezaron a producirse ciertos cambios. El uso del casco, el chaleco reflectivo y los zapatos pasaron de ser una opción a convertirse en obligación, por citar un ejemplo simbólico de prevención. Montecon se propuso un plan más ambicioso: propiciar una cultura de excelencia en seguridad. Y para eso era necesario contar con la colaboración de las empresas tercerizadas que le prestan distintos servicios (de estiba, camiones, elevadores y las que se encuentran en Depo20)

Gonzalo

"No teníamos esa noción de que bajo los efectos de las drogas o el alcohol éramos vulnerables a sufrir un accidente."

En pos de caminar juntos hacia un mismo objetivo, Montecon junto con la la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE), pusieron en marcha un proyecto que supone capacitar a sus proveedores en torno a hábitos y conductas seguras. Se trata de una iniciativa de largo aliento que afecta a unas 500 personas y que prevé varias actividades, entre ellas la concreción de un programa de avanzada en la prevención de accidentes conocido como Safestart.

El honor de ser elegido.

En este programa, Gonzalo tiene un papel protagónico ya que fue designado por la compañía para desempeñar el rol de formador o líder, es decir que debe replicar lo aprendido sobre la herramienta de cuidado personal entre los empleados tercerizados. "Para mí es un honor. Sinceramente no lo esperaba; hay personas más capacitadas que yo para ocupar este rol. Pero la empresa y el sindicato priorizaron mi experiencia en distintos sectores del puerto", opina quien se reparte entre las tareas de Operador de Gates y de Instructor de Safestart.

Gonzalo Berenguer

Auxiliar de Gates

"Si hay algo de lo que debemos ser conscientes es de que todos los días nos enfrentamos a la posibilidad de sufrir un accidente. Cuando nos mentalizamos en eso, nos vamos a cuidar más. Las situaciones de peligro muchas veces se dan por un exceso de confianza. Como el trabajo es rutinario, pensamos que nada puede pasar, entonces nos olvidamos de los riesgos", explica el Instructor.

Es por uno, es por todos.

Gonzalo

"Estar emocionalmente sano es fundamental. No solo por nosotros mismos sino para poder ocuparse de los otros."

En definitiva, de lo que se trata es de cuidar la salud, y eso Gonzalo lo tiene claro. Lleva diez años sin consumir drogas, por lo que aprendió que la seguridad pasa por tener una mejor calidad de vida. "Si estás bajo el efecto de alguna sustancia sos más vulnerable a sufrir un accidente. Debemos cuidarnos dentro y fuera del trabajo, porque a la salida hay una familia que nos espera", dice quien celebra el compromiso de la compañía con el Programa de Prevención de Consumo de Alcohol y otras Drogas.

Sentirse bien, por fuera y por dentro: "Estar emocionalmente sano es fundamental. No solo por nosotros mismos sino para poder ocuparse de los otros. Si un compañero está distraído, otro puede pegarle el grito y salvarlo. Hay que cuidar al camionero, al estibador y a la persona que viene por primera vez al puerto, porque se encuentran con un mundo totalmente desconocido, y donde hay desconocimiento puede haber una situación de inseguridad".

Montecon

Montecon es el principal operador de las áreas públicas del Puerto de Montevideo, tanto para contenedores, como para carga general y carga proyectos. Sus clientes reciben un servicio integral de calidad mundial.