La fórmula

"Todo se habla, se trabaja y se entrena, para que al momento de estar en terreno de juego las cosas sucedan."

Julio Branda

Calidad de gente, calidad de servicio. Como buen anfitrión, Montecon pone todo de sí para que la estadía en el Puerto de Montevideo sea una experiencia en todo positiva. Y Julio Branda tiene mucho que ver en ello. Desde las oficinas de Rincón trabaja todos los días junto a su equipo para que los clientes valoren la diferencia en la calidad de servicio y la tranquilidad que Montecon representa para su mercadería en tránsito.

Hace siete años que lidera la gerencia comercial de Montecon y treinta y cinco que integra el grupo de empresas que ahora pasó a llamarse Nodus. Julio tiene claro que la diferencia la hace la confianza, la cercanía y la disponibilidad hacia el cliente: "profesionales que salen a la cancha con ganas, 120 llamadas diarias que son muy bien atendidas desde nuestro 0800, una página web interactiva y muy activa", enumera.

Julio Branda

Llegar cada mañana con la motivación del primer día es algo que intenta contagiar entre los integrantes de su equipo. "Lo mejor que puedo hacer es empoderarlos y dejar que desplieguen su brillo. Todo se habla, se trabaja y se entrena, para que al momento de estar en terreno de juego las cosas sucedan", expresa quien busca transmitir la misma confianza que deposita en él su propio jefe, el gerente general de la empresa, Juan Olascoaga.

Moverse, no quedarse quietos.

Atento a la vorágine de una actividad portuaria que no se toma vacaciones y a un mercado que experimenta constantes cambios, Julio brega por animarse a tomar el timón del barco. "Ser comercial es un estado de ánimo; no se puede estar triste, melancólico o vivir en el pasado. Es uno quien debe propiciar los cambios, quien tiene que salir de la zona de confort para generar una transformación".

Julio Branda

"Antes las terminales portuarias se basaban en sus activos, hoy lo importante está en la calidad de los servicios."

Ya sea porque el cliente exige un servicio acorde a sus nuevas necesidades o porque es preciso estar a la altura en materia de innovación tecnológica; lo cierto es que el departamento comercial debe mantener siempre la vista hacia el futuro. "Antes las terminales portuarias se basaban en sus activos, hoy lo importante está en la calidad de los servicios. Es un cambio de paradigma", revela.

Defender el negocio de nuestros clientes.

En el escenario actual, el desafío se centra entonces en ofrecer un producto diferente para cada segmento de negocio. "Hacia el agua difícilmente crezcamos; somos operadores portuarios, no vamos a comprar buques ni barcos, ni competir con quienes son nuestros principales clientes. Entonces debemos madurar en otro sentido, en saber qué necesita un frigorífico, qué necesita la industria farmacéutica y qué necesita la industria maderera", precisa.

Julio Branda

Julio Branda

Gerente Comercial

En otras palabras, trabajar para que el contenedor no sea un commodity. "Preguntarle al enólogo cómo cuidaría su vino y en qué condiciones debería llegar a destino. Estoy seguro de que tendrá miles de recomendaciones en cuanto a cómo se debe cargar, a qué temperatura, en qué posición. Porque ese enólogo cuidó su vino desde el inicio y pretende que arribe a destino un producto final excelente. Sucede lo mismo con los productos farmacéuticos, cuyo transporte requiere un cuidado ético, social; no se puede tratar como a un contenedor cualquiera".

Uruguay se la juega en el valor agregado.

Julio Branda

"Ojalá tuviéramos más Montecones en otros rubros."

Seis de cada diez contenedores que transitan por el puerto montevideano operan con Montecon. No es una cifra menor teniendo en cuenta que la terminal funciona en áreas públicas, por lo que debe convivir con otras embarcaciones como pesqueros y cruceros. Ese empuje no solo lo destaca en su contexto, sino que lo vuelve un socio indiscutible de Uruguay en términos de negocios. "Ojalá tuviéramos más Montecones en otros rubros", anhela.

El país los necesita para acrecentar su política de comercio exterior. En este sentido, Julio insta a "salir al mundo. La actividad público-privada debe estar en ferias, consulados y embajadas, tratando de promover una política comercial". Que las mercaderías tengan un valor agregado es otra necesidad que se impone porque en la medida que esto suceda ingresarán mayores divisas al país. "Para eso debemos ser competitivos, acercarnos a los principales compradores, y diversificar la cartera de clientes. Hoy es China, mañana es Brasil, Europa o Estados Unidos". Eso hace al futuro del comercio exterior.

Montecon

Montecon es el principal operador de las áreas públicas del Puerto de Montevideo, tanto para contenedores, como para carga general y carga proyectos. Sus clientes reciben un servicio integral de calidad mundial.