Seguridad, una forma de vida

"La seguridad es un modo de vida."

Martin Damelli

Martín Damelli encontró un sentido valioso a su aporte en el conjunto. Haber sido designado por Montecon como referente y formador de una cultura de excelencia en seguridad le llena el alma y quiere cumplir ese rol con todo, "porque la seguridad es un modo de vida", comenta. Eso lo aprendió en el programa Safestart que se enmarca en el proyecto de Montecon junto a la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) con el fin de instaurar un cambio rotundo en torno a conductas seguras, dentro y fuera del trabajo. Él y otros cuatro compañeros también escogidos como líderes viajaron a Chile para interiorizarse sobre esta herramienta de cuidado personal.

Su rol es vital en este proyecto de largo alcance ya que son los encargados de volcar los conocimientos adquiridos entre los trabajadores de las empresas proveedoras (de estiba, camiones, elevadores y las que trabajan en Depo20). De esta manera contribuirán a la gran meta: reducir la brecha que existe en materia de seguridad entre Montecon y las firmas que le prestan servicios, para promover un mismo nivel de preparación en toda la cadena productiva.

Martin Damelli

Aprender del error.

"Safestart es independiente de cualquier protocolo de seguridad o concepto establecido. Y no sustituye a ningún elemento (casco, chaleco reflectivo o zapatos con puntera de acero), sino que busca la culturización y la comprensión de que el 95 por ciento de los accidentes es desencadenado por un error humano", sentencia. "Ese error está asociado a ciertos estados emocionales que experimenta la persona y que provocan situaciones de riesgo", explica el instructor y señalizador de grúa.

"Cuantos más estados negativos viva una persona, más riesgo tiene de sufrir un accidente."

Son cuatro los estados de ánimo que atentan principalmente contra la atención en el trabajo: la prisa, la complacencia (exceso de confianza), la fatiga y la frustración (desconcentración). "estos nos llevan a cometer cuatro errores: no concentrarnos en lo que estamos haciendo (mente no en la tarea), no mirar lo que estamos haciendo (ojos no en la tarea), cruzar una línea de peligro (atravesar la línea de fuego) y caernos, tropezarnos o resbalarnos (pérdida de tracción, equilibrio o agarre)", enumera.

"Cada estado tiene su consecuencia y además de estar vinculados entre sí, se potencian; cuantos más estados negativos viva una persona, más riesgo tiene de sufrir un accidente", explica.

Montecon y "Los Pinos".

El fin de los talleres que se dictan a los proveedores es brindarles las herramientas de análisis individual para ayudarlos a detectar esos estados y cómo pueden repercutir en las tareas que realizan. "Sabiendo que cada acción es consecuencia de un estado, se prevén ciertas técnicas para evitarlos. Y si inevitablemente se llega a esos estados, de qué manera se pueden prever los errores".

Martin Damelli

Martín Damelli

Señalizador

Divididas en siete unidades de aprendizaje, las clases se desarrollan en el centro educativo Los Pinos, en el barrio Casavalle, en un ambiente distinto al del puerto que permite hacer foco en los contenidos del curso. Si bien la frecuencia depende de la disponibilidad de instructores y alumnos, la idea es que sean regulares a fin de no perder la continuidad de los módulos. "Hay momentos muy emotivos ya que salen a la luz muchas vivencias personales relacionadas con accidentes, tanto en el trabajo como en otros lugares".

Estadísticas contundentes.

"No se trata solo de seguridad en el trabajo, sino también en el entorno familiar y en la vida en sí."

Existen quince posibilidades de sufrir un accidente fuera del trabajo contra una de registrarse en horario laboral. "En el traslado del domicilio al puerto o viceversa es cuando la persona está más vulnerable, por eso no se trata solo de seguridad en el trabajo, sino también en el entorno familiar y en la vida en sí", manifiesta quien pasó casi veinte meses entre operaciones y fisioterapia por una fractura de tibia, peroné y fémur luego de chocar con su moto.

"Safestart es un cambio rotundo en la forma de pensar con respecto a los accidentes, porque siempre decimos que la culpa es del otro; nos cuesta reconocer la nuestra. Pero los errores parten de uno y se pueden evitar. Esto te hace reflexionar sobre los riesgos que pudiste haber tenido en tu vida y si pudiste haberlos evitado", sentencia.

"Mi historia con el puerto empieza hace 5 años. Prestaba servicios tercerizados para Montecon, en el mismo puesto que estoy actualmente, Señalizador de grúa, que en el puerto se dice gango. En enero de 2018 ingresé a Montecon para el servicio de señalización de grúas. Hubo un llamado para vacantes a nuevos puestos, me presenté y después del psicotécnico quedé seleccionado".

En la empresa donde Martín trabajaba anteriormente, cumplían con las normas de seguridad establecidas por Montecon. Elementos básicos de seguridad para la protección; casco, ropa reflectiva y zapatos con puntera para prever cualquier accidente.

"La seguridad la teníamos como elementos que teníamos que usar para prever accidentes o como última línea de enfrentamiento con el accidente, que sea menos doloroso, menos dañino, pero no como una prevención o una culturización de la seguridad como forma de vida. Eso se omitía. Se daban los elementos de seguridad exigidos por las empresas. Yo trabajaba en otros trabajos con maquinaria en la que había que tener cierta seguridad, pero el puerto es un ámbito donde el accidente está en todos lados, subir, bajar, caminar, al vincularse varias operativas está más a flor el riesgo de accidente. En Montecon hay una concientización y se apunta a una Cultura, a que uno sea consciente de los peligros que pueden aparecer. Va siendo progresivo a la funcionalidad del trabajo y a las capacitaciones que se dan en Montecon. Como módulos de seguridad frente a las cargas peligrosas que son complementos a la seguridad".

El rol de líder en Seguridad.

Fueron elegidos 5 compañeros para llevar adelante un proyecto de seguridad personal, de pensar en seguridad. Contaron con 4 días de un curso intensivo de capacitación en Chile. Safestart, que es lo que fueron a aprender y fue un cambio drástico en la forma de pensar en seguridad y en todo lo que les puede ocurrir.

"En Montecon se llegó a un nivel aceptable, entonces el punto que quedaba débil eran las tercerizadas."

Safestart. Es la última herramienta de cuidado y seguridad personal. Es independiente de cualquier protocolo o concepto de seguridad. No sustituye ningún elemento de seguridad. Busca la culturización y la comprensión de que en los accidentes está la responsabilidad humana en un 95 por ciento de los casos. Es desencadenado por un error humano. Si se parte de eso, llegar a la base del accidente, que sería la prevención en el estado.

Una clave del proyecto es capacitar e introducir este concepto de pensar en seguridad a las empresas tercerizadas. "Hemos notado que dentro de las estadísticas de accidentes, estaban más vulnerables. En Montecon se llegó a un nivel aceptable, entonces el punto que quedaba débil eran las tercerizadas. Este programa supone que cada persona sea dueña del análisis sobre su seguridad", dice.

Martin Damelli

"Cumplimos la función de facilitadores instructores, es decir, de llevar lo que aprendimos en Chile, compartirlos y explicarlos al personal contratado. Fue una sorpresa la elección. Teníamos características de referentes frente a las empresas. Como yo vengo de la estiba, tengo mucho contacto con los estibadores y al conocer a la gente, es más fácil llegar a expresarles conocimientos que otras personas ajenas a ellos que lo pueden tomar como una imposición.

Montecon es referente en seguridad.

"Personalmente me dio mucho orgullo, porque hace un año y medio que estoy en la empresa y que me elijan para este emprendimiento, que implica un cambio muy profundo en la conciencia de las personas y a futuro, es un honor enorme. Me siento importante".

Esta nueva experiencia de Instructor se complementa con la tarea de Señalizador. "Está bueno influir positivamente en otros. Me atrae la idea de darle herramientas y conocimientos para que pueda progresar en algo, que pueda mejorar características y en el futuro y en la vida van a ser favorables. En casa soy muy mandón, pero de hablar mucho. Hay que tener empatía y tener las ganas de transmitir los conceptos".

La seguridad comienza en casa.

La seguridad debe llegar al entorno familiar, a la vida en sí misma y contemplarse en el traslado hacia el domicilio, que es cuando el trabajador está más vulnerable. Se comprobó que hay 15 posibilidades fuera del trabajo contra una dentro de sufrir un accidente, por lo cual descuidás esa seguridad en otros entornos.

Es clave que las personas comprendan que la responsabilidad es de cada uno. Partiendo de esa base todo accidente pudo haber sido evitado. Eso no debe quedar en una simple anécdota o una estadística, hay que cambiar el futuro.

Montecon

Montecon es el principal operador de las áreas públicas del Puerto de Montevideo, tanto para contenedores, como para carga general y carga proyectos. Sus clientes reciben un servicio integral de calidad mundial.